La baldosa de Bilbao

¿Cuántos iconos de Bilbao podrías nombrar? ¿Cuál sería el más representativo? ¿La Marijaia? ¿El museo Guggenheim? ¿Puppy?

Podrías pensar en varios. Pero en mi opinión, como icono, la baldosa de Bilbao es el mejor ejemplo. ¡De hecho está en todas partes de Bilbao! Y no sólo en el suelo, tenemos pañuelos, pulseras y hasta tartas con esa forma.

Pero en este post descubrirás que la baldosa no es tan única como piensas. Y te sorprenda descubrir que su origen no es bilbaíno.

Baldosas con hojas en otoño de BilbaoSobre la baldosa de Bilbao

¡Ay! La baldosa de Bilbao, tan querida y tan odiada al mismo tiempo por los bilbaínos.

¿Qué cómo puedo decir eso?

¿Cuántas veces habrás maldecido una baldosa un día de lluvia después de pisarla y que te salpicase?

La Otxoa disfrazada de la baldosa de Bilbao

Y es que uno de los problemas de la baldosa de Bilbao es su escasa adherencia al suelo. No es difícil encontrar piezas mal colocadas que bailan al no haberse agarrado bien a este.

Tan común es esto que los bilbaínos nos inventamos una expresión para cuando nos salpicaba. Y cuando esto sucedía y nos mojaban los zapatos, calcetínes y pantalones tanto a nosotros como a los pobres que se encontraban a nuestro alrededor, decíamos que había llovido hacía arriba.

Pero la seguimos queriendo. La baldosa de Bilbao es nuestra y la queremos tal como es. No queremos cambiarla por otra más moderna y perfecta.

Y hasta la Otxoa le dedicó una canción, claro que avisándote del posible chapuzón.

no se libra del molesto salpicón
ni el alcalde, ni tu portero
a todos mide por el mismo rasero,
estate al loro y controla tu pisotón,
que no te llueva desde abajo el chaparrón

Pero vamos a dejar algunas curiosidades antes de entrar con la historia.

  • Los suelos de Bilbao están cubiertos por más de 66.000.000 de baldosas.
  • Pero cada año es necesario reponer unas 600.000 baldosas de Bilbao.
  • A ese ritmo se tardarían en cambiar todas más de 100 años. Seguramente aún haya alguna baldosa que nunca ha sido cambiada.
  • El nombre comercial es Baldosa roseta Bilbao.
  • Es posible comprar este modelo por si quieres ponerlo en tu casa. Por ejemplo, en esta empresa.
  • De hecho, es posible encontrarla en otras partes de España e incluso países extranjeros como Argentina.
  • Si te cabe duda, lo puedes ver en la película La tragedia del Pamir. Pero eso te lo pueden explicar en este video de la noche de…

Historia de la baldosa

La verdad es que la historia de la baldosa de Bilbao no es clara ni está documentada. Nadie se iba a pensar que un elemento tan común se fuese a convertir en todo un emblema.

Pero por la web, y la Wikipedia se pueden encontrar 3 posibles orígenes. Aunque yo me voy a quedar solo con una y no voy a ayudar a expandir las otras 2 que no están referenciadas correctamente.

Baldosa de BIlbao con un pañuelo de fiestasTito Aceves rebusco en la documentación del ayuntamiento para descubrir que las primeras baldosas se hicieron en los talleres propios que disponía el ayuntamiento entre los años 40 y 50.

Lo cierto es que viniese de donde viniese el diseño de la baldosa de Bilbao es todo un símbolo.

Y así se recoge en un artículo del diario El Correo.

En este mismo artículo el dueño de los Almacenes Robledo cree que fue estos almacenes quienes fabricaron las primeras unidades después de que el consistorio sacase el diseño a concurso.

Pero aquí la palabra importantes es el creo.

Dibujo de la baldosa de Bilbao

Inconfundibles esos círculos de la baldosa. 5 círculos que forman una especie de flor.

Una flor curiosamente similar a otra baldosa de nuestra península, la flor de Barcelona.

El parecido es innegable, que vamos a decir. Ahora bien, al igual que el primer fabricante, no hay ninguna documentación que diga que el diseño se basó en esta famosa baldosa de Barcelona.

Baldosa con la flor de BarcelonaPero no son del todo iguales ¿verdad? Enseguida nos salta a la vista que la baldosa de Bilbao dispone de unos pequeños surcos que salen de la flor.

Y que tienen una función muy simple y efectiva. Como en Bilbao llueve tanto, los surcos se crearon para evitar que se formasen charcos y la gente resbalase.

Pero no solo se introdujo esos surcos para evitar los resbalones. Las primeras baldosas se fabricaban en hormigón y arena gruesa. En la década de los 50 se añade a la mezcla virutas de metal de los mismos astilleros para reducir aún más los resbalones.

¡Qué impacto tuvieron los astilleros en la villa!

A día de hoy la fabricación ha cambiado, que no el diseño ¡Ojo! Se fabrican en cemento, que como no, abarata la fabricación de nuestra baldosa de Bilbao.

Impacto en la sociedad

Es en los años 90 cuando la ciudad populariza la baldosa como algo propio. Un icono que nos identificaría. Un símbolo por el que sentirse orgulloso.

Y a día de hoy, ese patrón se puede encontrar en innumerables sitios.

Tartas…

Tarta de la baldosa de BIlbaoPulseras… ¡como la que llevo yo!

Pulsera de la baldosa de BilbaoPañuelos…

Pañuelo de baldosas de BIlbaotodo tipo de suvenires…
Souvenirs con la baldosa como motivo… y hasta tatuajes.

Tatuaje de la baldosa de Bilbao

¿Y tú? ¿Tienes algún recuerdo especial con la baldosa?

Vamos a recorrer el mundo de punta a punta y te sugeriremos los mejores sitios así como los mejores trucos para desenvolverte. Me encanta la cerveza, la comida y la historia.