Un día perfecto en Helmsley disfrutando del castillo y la abadía.

Hace un par de semanas os comenté que habíamos estado visitando el norte de York. La verdad es que el fin de semana dio para mucho y podríamos estar horas escribiendo sobre ello.

En fin, que lo si había que hacer era dedicarle un post al pueblo de Helmsley. Pasamos un día en él. Pero bien podíamos haber estado todo el fin de semana sin salir de Helmsley.

¡Por cierto! ¡Los perros son bienvenidos en todo lo que hicimos!

Vamos a ello.

Breve introducción de Helmsley

Helmsley es un pequeño pueblo al norte de York situado en North York Moors.

Es un pueblo bien conocido entre los ingleses de los alredores que aprovechan el fin de semana para pasar el día en aquí.

Al estar rodeado de montañas y naturaleza hay multitud de recorridos para pasear. Pero también dispone de galerías de arte, un castillo y las ruinas de una de las abadías más impresionantes de Inglaterra.

En mitad del pueblo hay una enorme plaza que sirve de aparcamiento todos los días menos el viernes. El viernes es día de mercado. Otra buena excusa para desplazarse aquí.

Aunque hay una innumerable cantidad de tiendas, restaurantes y pubs alrededor de la plaza.

Como curiosidad, la banda de rock indie One Night Only es de Helmsley.

¿Cómo llegar?

Si no se dispones de coche, existe un servicio de autobús desde Scarborough, York, Hull, Thirsk y Guisborough. La empresa gestora es Moorbus y en la página web podéis ver las paradas y horarios.

En verano, los autobuses son más frecuentes que en invierno por la cantidad de gente que atrae.

¿Qué hacer en Helmsley?

Lo más impresionante por hacer en Helmsley es visitar la Abadía de Riveaux como explicamos en otro post.

Hay 2 opciones si tienes coche, podéis ir a la Abadía conduciendo, que está a 3 minutos del centro del pueblo.

Ruinas de la iglesia en la abadía de RievaulxO bien, dejar el coche aparcado en uno de los aparcamientos del pueblo e ir andando a la abadía. Obviamente si habéis llegado en algún medio de transporte al pueblo está es vuestra opción.

Si visitáis la abadía y la terraza es seguro que paséis la mañana completa (o incluso más tiempo).

Del pueblo a la abadía hay un recorrido de unas 3 millas siguiendo el cauce del rio. Está bien marcado desde el castillo. Aunque también podéis ir más directo siguiendo la carretera claro.

La tarde la podéis aprovechar para visitar el castillo, la iglesia del pueblo y cenar en algún sitio que os guste.

Nosotros elegimos the Royal Oak. Un pub ingles con un horno de leña donde preparan unas pizzas buenísimas.

Pub en el centro del pueblo de Helmsley Royal OakPero para gustos los colores ¿no?

¿Que ver en el pueblo?

La abadía de Rievaulx

No me voy a meter en detalle. De la abadía Rievaulx ya hablamos en este otro post.

Tan solo comentaros que las ruinas son de una de las abadías circencienses más grandes de Europa.

Iglesia de todos los santos

¿Nos regalas un me gusta?

La iglesia está junto a la plaza del pueblo.

Mural en la iglesia de todos los santosHay documentos que afirman que este punto hubo una iglesia desde el año 200 D.C. Pero la edificación actual data del siglo XII. Eso sí, en la era victoriana se reformó la iglesia complemente.

En la entrada se puede leer que la iglesia ha abierto todos los días desde el siglo XII.

Sería mala suerte que estuviese cerrada cuando la visites…

Una vez entras, no es muy sorprendente. Es una iglesia pequeñita para un pueblo pequeñito. Pero, dispone de un órgano que aún se toca en los oficios.

Castillo de Helmsley

Si se visita el Helmsley hay que visitar su castillo.

La entrada cuesta £6.20, pero si tenéis el bono o eres miembro de English Heritage podrás entrar gratis.

Lo he dicho alguna vez, pero con este bono puedes entrar a más de 400 atracciones en Inglaterra.

Ruinas de la torre principal del castilloSi vas a visitar 3 o más sitios de estos merece la pena tener el bono de English Heritage.

La entrada al castillo se realiza por la tienda de recuerdas y lo mejor es, según sales de la tienda, girar a la izquierda y seguir el camino para entrar por la puerta principal.

Si estás perezoso, puedes girar a la derecha y el castillo está ahí mismo. Entrarías por la parte de atrás que no queda muralla. No es tan impresionante así.

Entrando por la puerta principal hay que pasar un puente sobre el foso dejando a mano derecha las figuras de 3 soldados.

El complejo consta de las ruinas del torreón principal y 2 edificios anexionados entre sí.

El que más me impresionó fue el que queda a mano izquierda. Tiene 2 entradas, una que va para abajo y la entrada principal.

Las 3 entradas disponibles en el castilloEl edificio de la izquierda está vacío por dentro, solo quedan las ventanas y los huecos donde se hicieron los fuegos para calentar el castillo.

El contraste del verde que va engullendo la piedra con la luz que entra por las ventanas te deja sin palabras.

Interior del castillo de helmsleyLa entrada que va hacia abajo, tiene unas escaleras que llevan a una sala oscura con muchas palomas. ¡Cuidado que alguna se liberé encima tuyo!

2 segundos duré ahí. :S

Siguiendo la visita, entré en el edificio de la derecha, el edificio principal. Es el que más cuidado está.

En la parte de abajo hay un pequeño museo con piezas que se han encontrado en las excavaciones. Más que un museo es un sitio donde puedes leer la historia en paneles y televisores.

La música ambiente acompaña mientras subes al segundo piso para encontrarte con una sala muy elegante con una silla y una mesa.

Entiendo que es ahí donde el Señor recibía a quien fuese.

En la siguiente sala hay unos asientos para disfrutar de las vistas por las ventanas y disfraces de época para los más pequeños (y no tan pequeños…)

Salida

Helmsley es un bonito lugar para visitar y pasar el día si se está en los alredores. Si visitas York y quieres descubrir un pueblo inglés con toda su esencia, Helmsley puede ser una buena opción.

Claro, como he dicho, el pueblo da para mucho más de lo que visitamos. Fácilmente se podría dormir para ver todo en dos días y no te aburrirías.