Oslo, pasamos 3 días en la capital de Noruega

La verdad es que Oslo es una de las ciudades más visitadas de Escandinavia y no es de extrañar.

Es posible pasar 1 semana en la capital de Noruega y aún dejarse cosas que ver en Oslo.

Nosotros pasamos 3 días fantásticos y te los contamos en este post.

Hay mucho que ver en Oslo

Lo dicho. hay una cantidad increíble de cosas para ver.

Oslo rebosa cultura, historia y atracciones. Si a esto le añades una ubicación perfecta entre montañas y fiordos, es posible mezclar turismo en la ciudad con turismo en la naturaleza.

Puerto de oslo con barcos

Claro que todo esto tiene un lado negativo. El poder adquisitivo de los noruegos es muy alto y Oslo es una de las ciudades más caras para visitar en Europa.

Tanto el alojamiento, como el transporte y las atracciones es más elevado que otras ciudades del continente.

Claro que hay algunos consejos para ahorrar algo. Por ejemplo, nosotros compramos el Oslo Pass que incluye la entrada a los museos y los medios de transporte y es algo que recomiendo a cualquiera.

En este link está toda la información. Se puede comprar online y luego se recoge en la oficina de turismo que está junto a la estación central de tren en el centro de Oslo.

¿Dónde dormir en Oslo?

He dicho antes que dormir en Oslo es algo más caro que otras ciudades europeas.

Claro que en el centro cualquier sitio va a ser mucho más caro que las afueras. Pero si duermes en las afueras, como las atracciones están en el centro, vas a tener que desplazarte siempre.

Nosotros encontramos una habitación privada en este hostal con cocina propia a unas pocas paradas del centro en tranvía.

Además, estaba a 2 paradas del museo Münch por lo que no estaba muy a desmano.

Nuestra selección para dormir

Ofrece habitaciones a unos pasos de la estación de autobus y tranvía. Con una buena relación cali…[Leer más]

Situado cerca del parque Vigeland estos apartamentes están equipados completamente y dispone…[Leer más]

Ofrece habitaciones a unos metros de la calle Karl Johans. Además tiene una cocina compartida y uno…[Leer más]

¿Qué hicimos y vimos en Oslo en 3 días?

Primer día

Llegamos el día anterior a la noche, sobre las 11 o así. Decidimos dormir en un hotel cerca del aeropuerto.

⬇ No te pierdas el video de este post ? ⬇

Curiosamente el hotel nos costó menos que dormir en Oslo, era nuevo e incluía el desayuno. Eso sí, hubo que usar el autobús lanzadera para ir del aeropuerto hasta el hotel.

La mañana siguiente madrugamos para usamos el tren para ir del aeropuerto al centro de Oslo.

Ayuntamiento de oslo con la estatuaY lo primero que hicimos al llega fue dirigirnos a la oficina de turismo en el centro de la ciudad para recoger nuestra Oslo Pass para los 3 días. Según sales a la plaza desde la estación está a la izquierda.

Además, aprovechamos que hay una visita guiada gratuita que sale de esa misma plaza.

La visita te recorre los edificios más importantes de la ciudad, pero no entra a los museos de pago (obviamente).

Pero está bien ya que nos llevó al palacio real que era una de las cosas más importantes que ver en Oslo. Para luego volver al punto de inicio por otro recorrido.

Seguimos el grupo hasta el ayuntamiento. Un edificio impresionante por dentro y por fuera.

Por cierto, es aquí donde se realiza la ceremonia de entrega de los nobeles de la paz todos los años.

En este punto, con la visita guiada a punto de acabar, le dijimos al guía que nos separábamos. Los museos ya habían abierto a las 10 y estamos deseando empezar a exprimir la Oslo Pass.

Palacio real en OsloNos dirigimos a la galería nacional a poca distancia del ayuntamiento. Está expuesta la colección de pinturas de la ciudad en decenas de salas.

En la parte de atrás de la galería nacional de Noruega se puede encontrar el historic museum de Oslo (museo histórico de Oslo).

Tengo que decir que el museo estaba en obras cuando fuimos y la mitad de las salas estaban sin abrir.

Se hace un repaso a diferentes culturas del mundo. Pero sobre todo como se viví en el círculo polar con iglús y frio extremo.

Lo más impresionante para mí en este museo es la pequeña colección de monedas que tienen detrás del área de Egipto.

Tras descansar un poco tomando un café en el museo, nos dirigimos al parque Vigeland en autobús. (Recuerda que teníamos el transporte incluido en la Oslo Pass)

Estoy seguro de que ya has visto algunas fotos del parque Vigeland (o del parque Frogner). Esa asombrosa colección de estatuas de personas en diferentes posturas.

estatuas en el parque Vigeland

Y la verdad es que impresiona una vez estás en el monolito humano.

Vigeland fue el escultor más famoso de Oslo y su marca está por toda la ciudad. No va a ser el unido sitio donde veas este tipo de estatuas.

Existe un pequeño museo dentro del parque a la obra de Vigeland. Está incluido en el pase turístico, pero nosotros no fuimos.

Preferimos tomar el tranvía al centro de Oslo, dar un paseo por la orilla del fiordo, cenar algo y dar el largo día por finalizado.

Segundo Día.

El segundo día lo dedicaríamos a la zona cultural más importante de Oslo, la península de los museos.

Por cierto, uno de los mejores sitios para desayunar sobre la marcha es la cadena de tiendas Narvesen, un café y una pieza de bollería recién hecha 25 coronas. Nosotros teníamos una junto al hostal.

Dicho esto, para ir a la península de los museos hay 2 formas mediante medios de transporte. Puedes usar el barco que hay frente al ayuntamiento o un autobús que para enfrente de cada museo.

Decoración en el exterior del museo marítimoDesde donde estábamos el autobús era lo más rápido, pero queríamos probar la barca para tener la experiencia :).

Hay 6 museos en la península de los museos de las que visitamos 5.

Según sales del barco te encuentras con 3

El museo del Fram, Kon Tiki y el marítimo.

El Fram fue el barco con el que los noruegos llegaron al polo. Y están orgullosos de él.

Fue un barco de una increíble tecnología en su época para una de las expediciones más difíciles que el ser humano ha realizado.

En el museo del Fram se recorre la historia y la tripulación del barco.

Desde luego es uno de los museos imprescindibles que ver en Oslo.

Barco viquingo en el museo de los barcos en osloY enfrente del museo del Fram se encuentra el museo a la otra expedición famosa de Noruega, el Kon Tiki.

Esta expedición quería demostrar que fue posible alcanzar la Polinesia desde América del Sur con la tecnología que había hace siglos.

Fue una expedición científica que confirmo la teoría de que la Polinesia fue habitada por personas Sudamericanas.

El tercer museo lo completa el marítimo.

En 3 plantas este museo recorre los barcos y la historia naval de Noruega.

Es bastante interactivo con muchos juegos para niños.

Museo del pueblo noruego y el de los barcos vikingos

Jessica abriendo una puerta en el museo de OsloA un par de kilómetros se encuentran estos 2 museos.

Si tienes la Oslo Pass usa el autobús para desplazarte ya que está incluido.

El museo de los barcos vikingos es bastante simple. Dentro se encuentran 3 barcos vikingos que se encontraron en excavaciones.

Y es que los vikingos enterraban a sus barcos al final de su vida.

El otro museo es el más impresionante de todos. Otra de las cosas imprescindibles que ver en Oslo.

El museo del pueblo noruego es un extenso museo al aire libre. Dentro hay construidos diversos pueblos noruegos e diferentes siglos.

Así al entrar te encuentras con una plaza y unos edificios emulando un pueblo del siglo pasado.

Pero es cuando empiezas a recorrer las calles cuando empiezas a descubrir casas de madera de diferentes siglos.

Puedes entrar dentro para ver como se vivía e incluso hay actores vestidos como si viviesen en el pueblo.

Calle antigua en el museoPrepárate porque estarás mucho tiempo recorriendo todo este museo. En mi opinión el sitio ideal para comer. Tienes un pequeño restaurante e incluso mesas de picnic si traer tu propia comida.

De este museo nos dirigimos en bus a otra de las atracciones más emblemáticas de Oslo. De hecho, se puede ver a lo lejos en la montaña desde cualquier punto de la ciudad.

El museo de esquí Holmenkollen muestra la historia del esquí en sus 4.000 años de historia.

Quizá lo más espectacular sea subir al trampolín y disfrutar de esas vistas. O quizá sentir lo que sienten los deportistas antes de tirarse por la rampa.

Aunque para ello tienes un simulador que te muestra como es la experiencia. Algo que aprendí es que yo no me tiraría por ahí ni loco…

Vista del Holmenkollen en OsloÚltimo día

El último día lo reservamos para completar nuestra visita por el centro de Oslo.

Lo que nos veía perfecto para ir al aeropuerto desde la estación central.

A la mañana nos dirigimos al museo Münch y el de las ciencias naturales.

Los 2 están juntos separados por un pequeño jardín botánico.

Como los nombres dicen, el museo Münch recoge la obra del artista y el de las ciencias naturales hace un recorrido a la historia natural.

Entrada del museo Munch en OsloTengo que decir que las representaciones hechas con los animales disecados en el museo eran de los más impresionantes que he visto nunca.

Estaba muy bien detallado.

La exposición se completa con una colección de minerales, fósiles y la historia de la evolución.

Tras el museo usamos el tranvía para dirigirnos al centro de Oslo. Era un día tranquilo y nos dedicamos sobre todo a pasear las calles del centro.

Nos dirigimos a la Opera para poder andar por su tejado. En serio, puedes subir por el edificio para disfrutar de las vistas.

Continuamos andando por la fortaleza de Akershus que, aunque no la pudimos visitar por dentro, sí que disfrutamos del museo de las fuerzas armadas noruegas.

Fortaleza de Akershus en OsloVisitamos el museo de la paz enfrente del embarcadero. Es un museo muy tranquilo. Para disfrutar de la atmosfera que crean.

Tienen un par de exhibiciones temporales y luego una sala donde podrás aprender de todos los premios nobeles de la paz que se han dado.

La visita fue interesante.

Para terminar el día fuimos a ver el museo de arte moderno Astrup Fearnley. Es uno de los últimos grandes edificios que se han construido en Oslo.

El contraste entre el edificio con el fiordo es una de las estampas más bonitas que ver en Oslo.

Museo de arte moderno Astrup Fearley

Aunque no vayas a entrar a la exposición merece pena acercarse y ver pasar los barcos mientras disfrutas de un café en los jardines del museo.

Para nosotros la mejor forma de acabar nuestra visita a Oslo antes de dirigirnos otra vez a la estación rumbo al aeropuerto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…