Logo de plan con perros incluídos
Este plan es adecuado para perros. ¡Probado por Beltza!

Un día de playa en Ormskirk y Formby.

En Inglaterra también hay playas. De todo tipo artificiales, de roca o largas, largas de arena como las costas de Merseyside, el condado de Liverpool.

Queríamos visitar la playa. Pero en vez de ir a la playa directamente, paramos en el pueblo de Ormskirk y visitamos uno de los pubs más antiguos al norte de Inglaterra.

En este viaje no fue todo de color de rosa. Cuando se viaja, te pasan cosas maravillosas, gente que te sorprende, lugares que no esperabas. Pero también se corre el riesgo de encontrarse personas o situaciones que no hubieses deseado.

Desgraciadamente, este fue el caso. He meditado si debiese incluirlo en el post o asumir que todo fue maravilloso como un cuento de hadas. Finalmente me he decido a contarlo. Por encima de todos queremos ser siempre sinceros con vosotros.

Ormskirk

¿Cómo llegar?

Mediante Bus
Mediante Tren

Ormskirk es un pueblo de unos 24.000 habitantes. Lo más emblemático es el mercado que hay todos los jueves y sábados. Viene celebrándose semanalmente desde 1286. Es uno de los mercados al aire libre más antiguo de Inglaterra. Había que verlo.

Llegamos en coche y aparcamos en el parking gratuito de la estación de tren, un edificio completamente nuevo que contrasta con los viejos trenes de Northern rail que dejan a los visitantes que se abalanzan hacía el mercado.

Estación de tren de Ormskirk

Nada más subir la cuesta desde la estación, nos topamos de frente con la Iglesia Emmanuel construida en 1792. En 1943 los bunkers antiaéreos para evitar los bombardeos alemanes, fueron construidos debajo la escuela del pueblo. Es cuando esta iglesia asumió el rol de aulas para los alumnos del pueblo que fueron desplazados de sus aulas.

Iglesia en Ormskirk

Es en este momento, cuando estaba sacando fotos a la iglesia, cuando me doy la vuelta al escuchar unos gritos y veo asombrado que un hombre tiene arrinconada a Jessica. Es cuando le pego un grito desde la otra punta de la calle y me acerco hacía él gritándole que se largue.

Parece ser que era ese tipo de persona que se atreve con una mujer sola, pero recula ante un hombre joven de cerca de 2 metros y 100 kilos de peso.

La mayor sorpresa vino cuando me veo rodeado de un grupo de bellas personas que me estaban increpando por “acosar” a la otra persona. Increíble…

Es en ese momento fue cuando descubrí que Ormskirk estaba habitada por, como dirían los ingleses, “rough and thick people”.

Reloj de la plaza en OrmskirkEn cualquier caso…

Nos dirigimos al mercado por esas calles peatonales tan típicas con tiendas tradicionales a los lados hasta alcanzar la “torre del reloj”. Era el centro del mercado.

La verdad es que me decepcionó. El mercado tendría unos 100 puestos. Sin embargo, yo esperaba ver más cantidad de verdura, carnes, quesos… Nada más alejado de la realidad. Si bien es cierto que había algunos puestos de comida, la mayoría era de ropa o herramientas.

¿Qué se le va a hacer?, dimos una vuelta por el pueblo. Picamos algo ligero rápidamente. Mire el reloj. Y descubrí que era cerca de la 1 y aún no había tomado una cerveza. ¿Un sábado? Imposible…

Mercado tradicional de Ormskirk

Scotch Piper Inn

A unos 5 kilómetros, a las afueras de Ormskirk, hay un pequeño pub construido en 1320. ¡Casi a la vez que se fundó nuestra ciudad Bilbao!

El edificio es alucinante. Eso sí, no tiene baños dentro. Hay que salir fuera, a un edificio de reciente construcción para ello. Pensad que por aquel entonces no había aseos.

¿Nos regalas un me gusta?

Exterior del pub The Scotch Piper en Liverpool

Una vez dentro, os encontraréis con 3 salas calentadas con chimenea y unos techos muy bajos. Podréis degustar 3 ales, una de ellas solo podréis tomar allí.

El landlord (el dueño) fue fantástico con nosotros y nos contó la historia del establecimiento.

El pub fue originalmente construido alrededor de un roble y lo llamarón “The Royal Oak” (El roble real). Aún se pueden ver restos de ese Roble original dentro. Sin embargo, en la rebeliones de 1750, un gaitero escocés herido pidió refugio en el pub. En homenaje a este suceso cambiaron el nombre a “Scotch Piper” (El gaitero escoces).

Jessica y Beltza en The Scotch Piper

Una maravilla de sitio que no podréis dejar de visitar si os pasáis por Liverpool (está a 10 km).

Formby

Y por fin… la playa. La reserva de Formby es un lugar, como poco, extenso. Increíble para pasear con el perro, perderse por las dunas, el bosque o simplemente desconectar.

El bosque es reserva de ardillas. Basta sacar un cacahuete para verte rodeado de decenas de ellas como si fuese una película de dibujos animados. Beltza estaba alucinando.

Dunas en la playa de Formby

El parking es de pago dentro de la reserva. Pero podeís estacionar fuera y andar 10 minutos atraves del bosque. Hay un sendero.

La playa es completamente plana. Lo que quiere decir que las olas no llegan a la orilla y que cuando es marea baja la orilla se retrae varios (cientos de) metros. Me llevó un rato llegar a la orilla la verdad.

También es cierto que hay que tener cuidado con las mareas. La marea alta llega muy rápido y te rodea sin que te des cuenta. Además, por lo que me han comentado, llega como una ola y ya no baja. ¡Que no os pille el toro!

Fin del día

El día tuvo un sabor agridulce con el suceso del hombre. Pero todo fue mejorando hasta alcanzar casi la perfección en una playa con kilometro y kilómetros de arena.

Ir a la playa no es algo que se tenga en mente cuando se visita Reino Unido. Aun así animaría a cualquiera a disfrutar de esta pequeña reserva natural al norte de Liverpool.