Museo de Bellas Artes de Bilbao

Podríamos decir que el museo que más ha hecho por Bilbao ha sido el Guggenheim. Gracias a él el turismo se disparó en la ciudad.

Pero con esto no quiero decir que sea el mejor. Ya depende de los gustos de cada uno.

Lo que si es cierto es que el Museo de Bellas Artes de Bilbao es el más antiguo de la ciudad y uno de los museos no privados más importantes de España.

Hoy dedicamos el post a su colección.

Datos básicos del museo

El museo de Bellas Artes de Bilbao se encuentra en la plaza de Euskadi. Muy cerca del museo Guggenheim.

De hecho, si estás visitando la ciudad, es bastante lógico que si visitas un museo visites el otro también.

Fachada del museo de bellas artesPor ello se oferta una entrada combinada que puedes comprar en cualquiera de las taquillas de los 2 museos.

Entre ellos se tarda menos de 10 minutos andando.

Pero como ya explicamos al hablar de los museos gratis en Bilbao, es posible visitar el museo de bellas artes de Bilbao de forma gratuita los miércoles y los domingos.

Si estás en esos días es un punto extra para no perdértelo. ¿no?

Historia del museo de Bellas Artes

Pero vamos a hablar un poco del edificio y de la historia de su colección.

El museo actual surge de la fusión de 2 museos diferentes que se crearon a principios del siglo pasado: el museo de bellas artes (el anterior) que se fundó en 1908 y el museo de arte moderno fundado en 1924.

Al igual que la galería de Manchester (es que son muy parecidos en historia) el museo de Bilbao se fundó con la colaboración de personas e instituciones que querían dar a la ciudad ese toque de cultura que merecía.
Interior del museo de Bilbao con la coleción clásica

El edificio del museo consta de 2 partes muy bien diferenciadas. Vamos a llamarlas el edificio nuevo y el edificio viejo.

A base de donaciones, el museo fue creando su colección que a día de hoy cuenta con más de 10.000 piezas.

El edificio viejo, tiene un diseño muy espectacular con esas escaleras desde la entrada principal. Fue construido en 1945.

En 1970, el museo de Bilbao se amplió con otro edificio más moderno. La colección crecía y se hacía necesario disponer de más sitio.

Y ya, la última reforma (externa) se hizo a finales de los 90 construyéndose una galería que uniría los 2 edificios.

La colección y exposiciones del museo

La colección del museo dispone de muchos estilos y cubre una amplia cantidad de siglos.

El museo de Bellas Artes de Bilbao dispone de 2 partes, la exposición permanente compuesta de piezas del museo.

Y el espacio para las exposiciones temporales. Por ejemplo, uno de las más populares recientemente ha sido la exposición sobre escultura hiperrealista.

De hecho, se batió el record de visitantes con ella.

Tampoco podemos olvidar el monumento a Arriaga que tanta historia tiene.
Colección de arte moderno en el museo
Pero vamos a centrarnos más en la exposición permanente. Para saber más de las exposiciones temporales es mejor mirar su página web que la tienen actualizada.

Página web oficial.

Colección permanente del museo de Bilbao

El museo dispone de 10.000 piezas entre las que se incluyen pinturas, esculturas, obras en papel y otras artes plásticas.

Dispone de muestras de las principales escuelas europeas y la colección va desde elementos del siglo VI hasta el siglo XXI.

Interior con arte moderno en el museoPodríamos decir que la colección tiene un poquito de todo. Pero sobretodo se centra en la escuela española con pinturas de El Greco, Murillo, Zurbarán o Goya.

Pero en lo que más destaca el Museo de Bellas Artes de Bilbao es en la colección de artistas vascos.

Es una buena forma de aprender de la historia de los vascos. Estas obras normalmente representan la vida cotidiana de los euskaldunes.

Cómo vestían o cómo trabajan.

Pero también podrás ver algunas obras de la madre de la Marijaia, Mari Puri Herrero.

Vamos, que en este museo de Bilbao vas a tener la oportunidad de recorrer gran parte de la historia del arte en Europa y aprender de las costumbres vascas.

Final de la visita.

Después de pasar un buen rato en el museo, que estoy seguro que será largo y ameno, lo mejor es hacer una parada a descansar antes de seguir.

Y la cafetería del museo es un sitio ideal. Si tienes suerte puedes tomar un café y un pintxo en la terraza con vistas al parque de Doña Casilda.

Queda pendiente la historia del monumento a Arriaga. Una historia bastante curiosa.

Pero por ahora, lo dejamos para otro post.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…