Logo de plan con perros incluídos
Este plan es adecuado para perros. ¡Probado por Beltza!

La península del distrito de los lagos

El otro día estábamos hablando mientras cenábamos en un pub a las afueras de Ashley de algo que no recuerdo, pero Sergio mencionó que en Reino Unido no ha sentido esa sensación que tienes al visitar un pueblo en lo profundo de Cantabria mientras disfrutas en una de sus tascas.

Mapa interactivo de la península del distrito de los lagos en Inglaterra
Haz clic para ver el mapa interactivo

Yo no estuve de acuerdo, se puede tener esa sensación en Gales, Escocia, o como le dije en ese momento, como cuando visité la península del distrito de los lagos. No es un lugar turístico, la gente suele decantarse por los lagos en esa región. Sin embargo, la península no dejó de sorprenderme por su originalidad y belleza. Me queda pendiente otra visita ya que no pude visitar la Isla de Piel al no estar disponible el ferry.

La península de los lagos penetra mar adentro al norte de la bahía de Morecambe, Un escenario de increíble belleza que en marea baja deja al descubierto kilómetros y kilómetros de arena. Os dejo una captura de Google Earth tomada en

marea baja para que aprecieis este fenómeno. Es impresionante andar por esa arena cuando el agua se ha retirado.

La peninsula del distrito de los lagos en marea baja dejando la arena al descubierto

Nos levantamos a primera hora de la mañana del sábado y después de un par de horas de viaje en coche desde Manchester, hicimos nuestra primera parada en la península en el idílico pueblo de Ulverston. Es posible llegar a la península de igual modo con autobús o con tren desde varias ciudades.

Todo el fin de semana lo pasamos con mi perro Beltza. No hay problema de admisión en los lugares, los pubs o el hotel descrito, todos son dog-friendly.

Ulverston

Este pueblo vio nacer a Stan Laurel que formaría parte de la famosa pareja de cómicos que en España conoceríamos como “el gordo y el flaco”. El pequeño pueblo celebra esta efeméride con un museo dedicado a la pareja cómica.

Plaza central de Ulverston

Llegando el sábado a la mañana disfrutamos de un pequeño mercado en la calle principal, donde los puestos de ropa y flores hacen juego con las tiendas tradicionales, tetarías, jugueterías, carnicerías. Suelos de piedra, ni un sonido de coches, esta pequeña población parece transportarte a un lugar cualquiera de Inglaterra a finales del siglo XIX.

El pueblo floreció como puerto cuando, a principios del siglo XIX construyeron el canal a la costa. En la cima de la cumbre del pueblo se puede observar un faro de 30 metros de altura. ¿Un faro? ¡Si no estamos en la costa!, le dije a mi madre. Al parecer fue un monumento en forma de faro erigido en 1850 para homenajear al explorador Sir John Barrow, nacido también a las afueras de este mismo pueblo.

Después de comer un bocadillo en Greggs, realizamos el último tramo de carretera hasta nuestro destino final ese día, Dalton-in-Furness donde haríamos noche.

Dalton-in-Furness

¿Cómo llegar?

Por la M6 hasta la salida 36
Mediante Bus
Mediante Tren

¿Dónde dormir?

Mount House en Dalton-in-Furness fué fantástico y barato

Rodeado de antiguas excavaciones de metal y mineral, el pueblo alberga el castillo Dalton del siglo XIV. Lamentablemente solo puede ser visitado los sábados a la tarde y solo en verano. También existe la posibilidad de visitar el zoo local y la iglesia victoriana de St. Mary.

Pero la atracción más espectacular de este pueblo es la reserva natural al oeste de la ciudad. Fue espectacular perderse por ellas y oír sonar el viento entre las dunas.

Para cenar, nos desplazamos en coche hasta el Red Lion para descubrir con una enorme sorpresa que el pub estaba regentado por una pareja joven de Eslovaquia (A ambos nos delató el acento). 3 tipos de cerveza local y 2 larger para amenizar el menú de comida tradicional inglesa.

La noche la pasamos en el bed and breakfast East Mount House. Una increíble casa de 2 pisos con enormes camas victorianas. Al día siguiente, la luz del acuario del comedor iluminaba nuestro desayuno vespertino antes de un viaje por toda la península con varias paradas cortas. Abajo las detallaré por el orden que las visitamos:

Piel Island

Casa de los guardacostas con la rampa de atraque

Interesante isla, desde luego. En ella solo hay un pub (en el que se puede hacer noche) y un castillo. Un pub y un castillo, os lo juro. Para ir a la isla es necesario coger un pequeño barco desde la isla de Roa. El bote solo funciona de forma continua en los días de verano. Sin embargo, es posible reservar un pasaje llamando al teléfono +44 (0)7798 794550 preguntando por John Cleasby.

También he leído que se puede llegar a la isla andando desde la isla de Walney cuando hay marea baja.

El castillo de Piel fue construido en el siglo XVI por monjes. Lamentablemente no pude visitar la isla al no saber lo del ferry. Las fotos las saque desde la isla de Roa. Para llegar a esta no hay problema ya que hay un puente construido. La casa del rescate marino está situada aquí. Fue la primera estación de rescate construida en Inglaterra que permite la salida de la lancha de rescate por una rampa.

Molino de agua de Gleason

Teteria junto al molino de Gleaston

La rueda del molino fue construida en 1774. Sin embargo se han encontrado herramientas en esta ubicación que datan del 5000 AC. Actualmente están expuestas en las instalaciones del molino.

Podéis hacer una parada en este punto y degustar los dulces y el té en la tienda que hay junto al molino. No puede haber nada más auténtico. Siguiendo la carretera dirección Scales, veréis a mano izquierda el castillo de Gleason (lo que queda). No está abierto al público ya que está situado en tierras privadas.

Aldingham

Iglesia de aldingham

Este pueblo ha ido perdiendo poco a poco la batalla contra el mar. Poco queda del Aldingham original. En un intento para ganar la batalla a la naturaleza, se construyó un muro de pueda para proteger la pequeña iglesia y su cementerio que datan del siglo XII.

Justo enfrente de la iglesia se puede ver una casona del siglo XIX. No está abierta al público. Mi impresión es que era una residencia de ancianos. Deduzco que para gente muy pudiente por los coches que había aparcados dentro.

Bardsea country park

¿Quién se imaginaba encontrar un templo budista en mitad de lo profundo de UK? Construido a mediados de los 90, contrasta con la casa gótica de los priores de Cornishead construida en el siglo XIX.

La guarda era española (otra vez me delató el acento) y me contó que al principio los monjes budistas tuvieron problemas con el ayuntamiento. No obtenían los permisos necesarios y la gente del pueblo se mostraba desconfiada hacia ellos. Sin embargo, poco a poco la gente vio que los monjes hacían un servicio a la comunidad y ayudaban a esta. Ahora la relación entre los monjes y los habitantes del pueblo es muy buena.

Dentro del templo, en la parte de atrás de la casona gótica, hay una cafetería regentada por los monjes. Aunque yo os recomendaría hacer una pausa en la coffee shop del molino de Gleason. Me pareció más… como decirlo… diferente, auténtica.
Peninsula-lagos-2

Llega la hora de comer

Pub Britannia en Greenodd

Es domingo, y ¿qué se come los domingos en Inglaterra? Exacto, Sunday Roast. Probamos suerte en un pequeño pub en mitad de una gran cuesta empinada, el Britannia. No esperéis un menú extenso. En los pueblos pequeños, se sirve lo que hay sobre el fuego ese mismo día y, por supuesto, servido con 4 cervezas locales. Había 2 tipos de carne y una opción muy extensa de verduras. El cocinero estaba fuera de la cocina en una mesa preparada para mantener caliente la comida. Básicamente le decías lo que querías y él te lo cortaba.

Desde luego, si vas al distrito de los lagos, visitar los lagos es obligada parada. Sin embargo, os recomendaría que reservéis un día, una mañana o una tarde para acercaros por su península. El ambiente que se respira por sus pueblos es insuperable.

Ah! Se me olvidaba comentaros. El Sticky toffee pudding (mi postre inglés favorito) nació en estas tierras, lo podréis encontrar por doquier 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
Cargando…