Nunnington Hall, un visita obligatoria al norte de York.

Visitamos Nunnington Hall un domingo al estar por el norte de York de fin de semana. Es una casona al norte de York que conserva la decoración de la época.

A día de hoy está gestionada por National Trust y su horda de voluntarios que mantienen todo lo mejor que pueden.

Visitamos la casa con nuestro perro Beltza, aunque en la casa no está permitida la entrada de perros disfrutó mucho de los jardines.

Hablamos un poco de Nunnington Hall y después os cuento nuestra experiencia en ella.

Historia de Nunnington Hall

Hay constancias históricas que dicen que en este mismo sitio ya había una casa por el siglo XIII. Recordemos que por esas fechas se fundó a pocos kilómetros de ahí la abadía de Rievaulx que ya vimos en otro post.

Fachada de Nunnington Hall

Volviendo al tema, la casa que se puede visitar es una combinación de las obras realizadas en la década de 1680.

Uno de sus inquilinos, por ejemplo, fue el médico real de Isabel I de Inglaterra.

Durante todos esos años ha habido muchas personas viviendo entre sus paredes.

El más famoso será el Vizconde de Preston que fue el que día a la casa el aspecto que tiene hoy en día. Vamos que fue el que pagó las reformas de 1680.

Su última dueña fue Margaret Rutson y su familia. Donó la casa a National Trust en 1952. La decoración y las fotos que se pueden ver en la casa corresponden a la familia de Margaret.

Nuestra visita

Nunnington Hall abre a las 10.30. Lo digo porque yo no lo sabía y nos presentamos ahí a las 10 para encontrarnos una casa desierta.

Entrada principal a la casa Nunnington hallTampoco fue tan malo, pudimos disfrutar de los jardines sin que hubiese gente. Lo he comentado antes, pero lo vuelvo a decir. En los jardines no hay problema con los perros, pero en la casa no pueden entrar.

Hay elementos muy frágiles y las colas de los retrievers son muy largas y vigorosas, hemos tenido algún accidente. – Nos explicaron al preguntar la razón de no permitir perros.

Jardines

El jardín está bien. Vale, no es un jardín botánico recuerda. Pero tiene rosas, orquídeas una huerta, un par de pequeños bosques… Existen 2 puentes para cruzar un rio que pasa por enfrente de la casa.

Beltza mirando un pavo realComo lugar para una casa hay que decir que es precioso.

Por cierto, hay varios pavos reales sueltos. ¿Sabéis lo que es un pavo real? Esos pájaros que no vuelan, pero los machos tienen una cola precisa. Beltza no lo sabía.

¡Era la primera vez que veía unos!

Ya son las 10.30. Vamos para adentró. Los perritos pueden esperar con alguno de sus amos en la cafetería disfrutando de algún pastel inglés.

Dentro de la casa

Aunque los jardines son gratis, la entrada a la casa £8.50, aunque si disponéis del pase de National Trust o sois miembros, la entrada es gratuita.

Una vez entras, lo primero que te topas es con la habitación que serviría como recibidor. La sala dispone de una gran chimenea de diferentes elementos de decoración hechos con animales cazados.

¿Nos regalas un me gusta?

No voy a juzgar este tipo de decoración. Tu tampoco deberías.
Sala con pieles de animales en Nunnington Hall

Piensa que esos elementos llevan ahí desde hace siglos. La mentalidad de la sociedad ha evolucionado drásticamente en todo este tiempo, pero no podemos juzgar a nadie del pasado utilizando la mentalidad actual.

Pasando a la siguiente habitación, nos encontramos con el comedor. La mesa puesta y un increíble servicio de mesa de porcelana.

comedor dentro de nunnington hallY así continua la visita yendo de una habitación a otra. ¡Son interminables!

La casa dispone de 3 plantas y te aseguro que estarás un buen rato descubriendo los objetos de cada habitación.

Es posible encontrar trapos para quitar el polvo y ayudarles en la limpieza. En serio.

En el segundo piso se encuentran todos los dormitorios. Cada uno cuenta la historia de sus dueños.

Una de las habitaciones de la casa¡También podréis encontrar los baños! algo que me sorprendió es que con lo grande que era la casa solo hubiese un baño. Aunque estoy seguro que tendrían alguno en el exterior también.

Continuando la visita a la planta superior vamos a descubrir la habitación de las criadas.

En cualquier caso, aunque una buhardilla pueda parecer la parte más aburrida de la casa, es donde se realizan exposiciones de cuadros o fotografías de artistas invitados.

Seguimos avanzando por la tienda de recuerdos y llegamos a una exposición casas de muñecas. Me impresionó el detalle con la que se construyen los muebles y la decoración para estas casitas.

¿Quién tiene el pulso como para pintar un cuadro para poner en una casa de muñecas?

Salida

Nunnington Hall es un sitio impresionante para descubrir cómo se vivía hace 100 años. Entre visitar la casa y los jardines se puede pasar el día entero fácilmente.

No lo he dicho, pero hay mesas en el jardín. ¿Te apetece un picnic?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Compartir
Vamos a recorrer el mundo de punta a punta y te sugeriremos los mejores sitios así como los mejores trucos para desenvolverte. Me encanta la cerveza, la comida y la historia.